Noticias

FUERZA E INSPIRACIÓN DETRÁS DE LOS CANTOS DEL PAZCÍFICO.

“(…) Mi sueño para el Pacífico es que su riqueza de saberes y sabores se potencialicen para que podamos seguir generando participación”.

Paola Andrea Navia Casanova

Paola-Navia

 

“Siento que desde mi trabajo puedo continuar acompañando a mujeres y sus organizaciones para unir conocimiento que transforme el territorio”.

Paola Andrea Navia Casanova

 

Paola Navia es una líder del Pacífico nariñense, es antropóloga, fundadora y directora de la Fundación CANAPAVI. Actualmente se dedica a trabajar con, por y para las comunidades de su región, desde elementos como la cultura, la música, la oralidad y la tradición. Tiene la plena convicción que desde su quehacer puede lograr cambios efectivos y transformaciones en su territorio. Su último trabajo se ha enfocado en unir desde la innovación y la tradición a las mujeres que integran la Red de Cantadoras del Pacífico Sur. Es una mujer que cree que desde el talento de la gente de su región es que se generan las oportunidades y la incidencia efectiva.

Paola como antropóloga ha entendido que para definirse como ser humano es importante tener en cuenta diversos factores, tanto intrínsecos como externos. Ella no se concibe como una persona que se ha formado lejos de sus experiencias con el otro, por el contrario, su forma de ser denota una fuerte carga emocional que reconoce el valor del otro en la construcción del propio yo.

“En lo personal siento que la misma gente valora y reconoce muchos aspectos que me identifican y definen. A partir de esto me encargo de tomarlos para crecer y madurar, por eso creo que mezclar, cabeza y corazón, da herramientas en la vida para actuar razonablemente y entendiendo las circunstancias para no causar daño”. Señala Paola.

 

Red-de-Cantaoras---09-ago-2016-85 opt

 

La anterior afirmación evidencia que para Paola definirse como persona se logra a través de un ejercicio personal y colectivo, en el que tomar en cuenta las percepciones del semejante complementan el ser. Ella se describe como como una mujer apasionada y decidida, fuerte y sensible, aguerrida y luchadora, creativa y emprendedora, familiar y solidaria. “Estas características las aplico en lo profesional y las conjugo para sentir con mucha pasión cada una de las cosas que hago y entrego”. Paola N.

Esa es su forma de pensar y de entenderse en la sociedad. Por ello su trabajo es reflejo de este pensamiento. Paola, es una mujer que se caracteriza por poner a disposición de su comunidad todo su conocimiento, desde la Antropología, profesión que ella considera como la más humana de las humanidades, Paola reúne todos los elementos y herramientas que ha adquirido para acercarse a la gente, conocer su territorio, aportar su conocimiento, unificar voluntades y emprender para mejorar condiciones de vida.

Para Paola, “estudiar Antropología adiciono a mi vida mayores argumentos para adentrarme en el camino de trabajar con las comunidades, porque fue mi objetivo desde muy joven. Prepararse, reorienta y cuando se hacen sacrificios para alcanzar esa meta, la vida lo recompensa”.

A esto se suma que a lo largo de su vida han sido muchos los obstáculos para continuar su camino, pero reconoce que su familia y llegar a ser Antropóloga han sido sus mayores logros. “Mi familia porque a través de ella me he realizado como mujer, madre, hija, hermana, tía, y con la Antropología porque he logrado encontrar mi camino para fusionar familia y profesión”.

 

DSC_0001_opt.jpg DSC_0115_opt.jpg Paola-Navia---CANAPAVI-2.jpg Paola-Navia---CANAPAVI-3.jpg Paola-Navia---CANAPAVI-4.jpg Paola-Navia---CANAPAVI_opt.jpg Paola-Navia---CAPANAVI-1.jpg Paola-Navia---CAPANAVI-5.jpg Paola-Navia---CAPANAVI-6.jpg Red-de-Cantaoras---09-ago-2016-113_opt.jpg Red-de-Cantaoras---09-ago-2016-142_opt.jpg Red-de-Cantaoras---09-ago-2016-85_opt.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por su lado, el trabajo que realiza Paola ha logrado crear sentido de pertenencia y unión en las personas con las que ha interactuado. Su visión de mujer antropóloga le ha dado la capacidad de entender contextos y realidades que de algún u otro modo han sido olvidados en el país. Por ello, su preocupación por visibilizar el aporte cultural de las mujeres cantadoras del Pacífico sur colombiano siempre ha sido una constante en su labor, proyectando este aporte a una real construcción de paz desde el territorio.  Para ella, crear la Red de Cantadoras y construir un proyecto y proceso participativo, creativo y sensible la enorgullece enormemente, porque es una iniciativa que evidencia y fortalece un sector que contribuye en gran medida a mantener las tradiciones y saberes de la región.

De su labor, habla con emoción y reconoce que sus mayores e importantes aportes a su comunidad se sustentan en el haber “generado espacios de encuentro, de diálogo y participación para el reconocimiento y relacionamiento de mujeres y hombres del Pacífico Sur Colombiano, porque a través de ello hemos logrado sensibilizar el territorio tomando las manifestaciones culturales realizadas en la interpretación, en las sonoridades y corporalidades para congregar. La voz, lo que transmites al comunicarte, al narrarlo, lo que eres, sientes y piensas y ser escuchado para unificar criterios y actuar, es mi mayor aporte”. Señalo Paola.

En el camino que ha recorrido Paola, no sólo en el personal, sino también académico y profesional, ella ha logrado enriquecer su quehacer y su ser. Ha Retomado de las experiencias que ha vivido, los elementos que aportan positivamente a sus sueños y su rol en la sociedad. En ese camino, Paola ha tenido la oportunidad de vincularse con algunos de los programas que adelanta la Corporación Manos Visibles, y desde allí, ha logrado potencializar sus acciones, ha logrado visibilizar no sólo su labor, sino también la incidencia que éste ha tenido en su territorio.

Red-de-Cantaoras---09-ago-2016-142 opt

“Manos Visibles me ha dejado grandes enseñanzas, con las cuales he logrado reenfocar mis objetivos y metas. Su gente, todo el equipo profesional con el cual he compartido, su presidenta, Paula Moreno Zapata, han incidido en mi proyección, formación y en mi vida personal. Las experiencias compartidas, los liderazgos reconocidos y las historias de vida presentes en cada proceso visitado a través de Mingalab y Cantopazcífico, unen Pacífico, unen territorio y crean alianzas estratégicas para el trabajo en colectivo”. Afirmó Paola.

De esta manera, es que se generan cambios efectivos, logrando conectar a los líderes con lo que realmente los sustenta como seres humanos y como actores de cambio efectivo para sus contextos. Ser una Mano Visible requiere no sólo de trabajo, compromiso y dedicación individual, sino que también exige un alto grado de trabajo colectivo y reconocimiento del otro como parte fundamental de las transformaciones. Es tener la convicción de que la inclusión y equidad son pilares que generaran una nueva narrativa del Pacífico colombiano.

Para Paola esta filosofía no es etérea, por el contrario, ella tiene claro que ser una Mano Visible: “significa ser y hacer, acción y cambio para la transformación individual y colectiva. Una Mano visible es aquella persona que sin importar las circunstancias o momentos lucha por sus ideales y los convierte en propósitos colectivos para lograr incidir en la trasformación social de su territorio”. 

Desde esta perspectiva, Paola es una líder y una persona que puede inspirar a otros a través de sus acciones. Es una mujer que genera nuevos referentes de construcción de sociedad, apostándole a su activo principal, su gente y sus iniciativas. Su labor es reconocida en territorio y se consolida cada vez más como una apuesta verdadera de cambio y desarrollo para el Pacífico. Cree firmemente que, aunque falta mucho por lograr, va por buen camino, y que seguramente en el recorrido que falta encontrará personas que aportarán a su trabajo desde su conocimiento, su técnica y sus ganas de transformar.

Red-de-Cantaoras---09-ago-2016-113 opt

Paola es una mujer que se reinventa y cree en las nuevas generaciones. De su experiencia y su trayectoria ha aprendido a valorar cada aporte por minúsculo que parezca y por ello, tiene claro que los jóvenes son la generación que deben apostarle a través de iniciativas novedosas a cambiar positivamente la realidad de sus contextos. Ella invita que los jóvenes “piensen que cada uno, desde lo que hace, puede generar cambios en su entorno y contexto. Ser persistentes y luchar para alcanzar las metas no es fácil, pero vale la pena. Saber que nunca se llega solo y que la vida se construye a través de redes de personas, de servicios, de oportunidades. Es importante enfocarse para brindar parte de lo que se tiene, sin esperar nada a cambio. Sentirse parte de la transformación de su territorio, es hacerse visible y mucho más cuando se haces de manera responsable, decidida y honesta”.

Paola sigue con el ánimo de profesionalizar cada vez más trabajo, de incidir positivamente en su comunidad, de proyectar sus acciones y consolidarlas como referente regional y por qué no, nacional e internacional. Su quehacer cada vez es más exigente en un mundo globalizado que de algún modo, invisibiliza lo tradicional y lo local. Pero ese es su reto, lograr que estas tradiciones, esa cultural, oralidad y ancestralidad mantengan su importancia como componente esencial del país.

Para Paola sus proyectos a corto, mediano y largo plazo son claros. Continuar potenciando el proceso de Red de Cantadoras del Pacífico Sur, siempre será más que un proyecto de vida. La Fundación Canapavi, la cual dirige contiene tres líneas que resumen su accionar y con las cuales proyecta su vida personal y profesional. “Unir conocimiento para transformar territorio es mi mayor meta y proyecto, y siento que se puede lograr acompañando los pilares de la familia del Pacífico, las mujeres del litoral”.

DSC 0001 opt

En este momento, Paola atraviesa por una etapa muy especial en donde todo confluye positivamente. Hacer lo que le gusta se convierte en un reto porque normalmente para vivir y consumir se deben hacer otras cosas que le alejan de la felicidad que se siente cuando haces lo que eres y viceversa.

La cocina siempre ha sido uno de sus mayores amores, y dentro de sus experiencia estuvo el haber hecho parte de la Escuela taller de Tumaco, trabajando como docente de cocina tradicional. Cocinar es para ella un alivio y una forma de dar a los otros su esencia de ser. “El color, sabor y saber cómo ingredientes principales y la actitud que le pongas a lo mínimo que hagas siempre comunica. Es por eso que el Fogón de la Abuela es mi expresión suprema que enaltece todo el saber y sabor de nuestra tierra”. Paola N.

Investigar y escribir para reconocer y evidenciar su territorio es otro proyecto que tiene en mente. Adelanta diálogos con el CEAF y su directora Aurora Vergara para potenciar la posibilidad y lograr hacer parte de las actividades que allí desarrollan.

A Paola Navia, deseamos los mejores éxitos en su vida personal y profesional. Manos Visibles como ella confirman que, si es posible pensar en cambios efectivos y que a pesar de que el camino es largo, poco a poco con acciones concretas se logran transformaciones.  Para nuestra Corporación siempre será un orgullo y gratificante poder visibilizar líderes, manos visibles, que se comprometen con sus territorios.

“Manos Visibles animó sueños y propósitos, fortaleciendo mi apuesta organizativa para aportar al Pacífico otras posibilidades de potenciar capacidades de personas y territorio. Nada en la vida es imposible si te propones lograrlo.” Paola Navia Casanova.