Editorial: TIEMPO DE HACER ESCUCHAR NUESTRAS VOCES.

Editorial

TIEMPO DE HACER ESCUCHAR NUESTRAS VOCES: Escuela de Comunicación Comunitaria Pacífico ECCP.

Por: Iván Benavides - Asesor y Miembro de Junta Directiva Manos Visibles.

 

Colombia tardó casi doscientos años en reconocerse como una nación pluriétnica y multicultural. La experiencia nos demuestra que la diversidad bien manejada genera riqueza, pero la diversidad mal manejada genera conflicto. Y en el conflicto hemos vivido a lo largo de gran parte de nuestra vida como nación.  Afros e indígenas han sido invisibilizados en nuestra historia y nuestros medios de comunicación. La falta de entendimiento de nuestra diversidad nos ha llevado a la realidad de un país fragmentado y excluyente que desconoce la otredad. 

El desconcierto actual sólo se solucionará con el entendimiento común, compartiendo experiencias y sentimientos. Como dice William Ospina:

“Mientras los colombianos no tengamos un lenguaje común para hablar de nuestro territorio, y no tengamos un relato compartido de los mitos y los símbolos que nos unen, será muy difícil cumplir juntos las tareas que nos está reclamando la historia. Un país sólo vive en confianza, sólo se constituye en una nación solidaria cuando comparte una memoria, un territorio y unos saberes originales. No basta tenerlos, es necesario compartirlos. La urgente tarea de refundación de Colombia es ante todo una tarea cultural: debemos emprender una gran expedición por el olvido, debemos pronunciar un conjuro contra la venganza desde las encrucijadas de nuestro territorio en peligro, debemos vivir una original aventura estética, mirando la naturaleza equinoccial, las ciudades nacidas del choque de la modernidad con la tradición, explorando las riquezas del mestizaje, para encontrar los rostros y los lenguajes que definen nuestro lugar en el planeta”.

A falta de facultades de comunicación social en el Pacífico, Manos Visibles se ha propuesto ayudar a la visibilización de esas voces, esas historias, esos rostros que necesitan ser escuchados por nuestras comunidades y por el país entero. En pleno siglo XXI,  la comunicación es escencial para la inclusión efectiva, y es por esa razón que con su equipo de trabajo se está diseñando el proyecto de crear una Escuela de Comunicación Comunitaria Pacífico, ECCP, en alianza con la Universidad Autónoma de Occidente.  Un laboratorio de innovación en comunicación donde participarán colectivos de comunicación, medios,  organizaciones comunitarias, con un componente especial en colegios y escuelas de Quibdó, Buenaventura, Cali y Tumaco.

El proyecto piloto de un año, contará con espacios de formación técnica y de nuevas narrativas, formación por proyectos de los que saldrán productos concretos en diferentes formatos y para diferentes ventanas, con los que se busca empoderar  a comunicadores, organizaciones y medios en comunicación estratégica, fortalecimiento organizativo, pero ante todo para ayudar a encontrar sus propias voces para que sean escuchadas, para que generen conversaciones.

 

¡Es tiempo de que nuestras voces se escuchen!