LA VENTANA: Más que piel SOMOS talento: arte, cultura y Paz.

Katherin Gil

“Me inspiran esas voces silenciosas que más allá de representar una piel son creadores de Cultura, Paz y Reconciliación dentro de sus comunidades".

Katherin García Gil.

Del Chocó, tierra donde se conjuga la majestuosidad del Río Atrato, la megadiversidad, la riqueza ancestral y cultural es Katherin García Gil, una mujer que lleva impregnada lo mágico de su territorio y la inspiración que le permite crear, creer, imaginar y actuar para transformar.

Katherin es una líder social, que a pesar de vivir en un territorio marcado por altos índices de desempleo, criminalidad y el mayor número de necesidades básica insatisfechas, cree en el poder de transformación de su gente y de su incidencia desde ámbitos políticos, económicos, sociales y culturales. Ella, como la mayoría de su gente, se inspira y se deja seducir por la selva, los olores y sabores de un región única, donde hay mucho por hacer.

Esta amalgama de potencialidades y carencias se convierten en las oportunidades desde las cuales Katherin ha formado su carácter, a su vez, sus deseos de ser una profesional integral, sobrepasando las barreras económicas y con el firme compromiso de aportar a la construcción de proyectos de vida y nuevos liderazgos de niños, niñas, adolescentes y jóvenes del departamento del Chocó que se encuentran en entornos violentos.

“Entonces, me inspira mi gente, esa gente que está dispuesta a eliminar las barreras mentales, que quiere crecer, que quiere hacer de su vida y del Chocó un territorio mejor, esa gente que es la representación de las voces oprimidas, de las voces silenciadas, esa gente que con su creatividad saca sonrisas, estrecha manos y sobre todo abre corazones para el diálogo y la reconciliación, esa es mi gente, esa gente que me inspira todos los días, y me hace ser lo que soy cada día”.  Katherin García.

Katherin es una líder comprometida con ella y con su comunidad. Se ha empeñado en formarse desde lo profesional, pero también desde lo personal. Es abogada y actualmente es la coordinadora general de la Corporación Jóvenes Creadores del Chocó, una organización que ve en el arte y los procesos culturales el potencial de transformación de contextos que han sufrido exclusión, falta de oportunidades y las consecuencias de la guerra.

El compromiso de Katherin ha sido su bandera, esto le ha permitido llegar a ser una profesional en Derecho, pero también acceder a través de la Corporación Manos Visibles en alianza con la Universidad EAFIT, a una de las becas para realizar la maestría en Gobierno y Políticas Publicas con énfasis en Construcción de paz- Poder Pacífico que inició el año pasado.

En el mes pasado fue elegida como becaria de Generation Change - Instituto de Paz de los Estados Unidos (USIP). Convocatoria a la que se presentaron más de 1200 aplicaciones.

También ganó el premio nacional de voluntariado juvenil por la categoría de arte y cultura fruto del trabajo que se realiza en la Corporación Jóvenes Creadores del Chocó.

Katherin ha ido abriendo camino, sobrepasando dificultades pero siempre con esa fuerza e ímpetu que distingue a la gente de su departamento. Es una mujer empoderada, una mujer líder, que tiene presente el respeto por lo demás y por ella misma. Se traza metas y motiva a otros para que a través de la creatividad y el arte construyan sus propios proyectos de vida.

Es una mujer que ha superado las barreras de marginalidad e inequidad, a su vez, ha logrado que adolescentes y jóvenes dejen de ser  víctimas y victimarios dentro de este conflicto rural y urbanos que vive su comunidad a diario. Ha logrado romper paradigmas en espacios que históricamente han estado ocupados por adultos/hombres.

Y en este camino, tan largo y llenos de obstáculos como el curso del río que baña su territorio, Katherin se ha concentrado en salir victoriosa y aprovechar las oportunidades que han llegado a su vida. Destaca de su trayectoria que  Manos Visibles ha sido hasta ahora (dentro de las que conoce) la única organización que ha puesto su mirada en los líderes del pacífico y sus procesos, en aras de cualificarlos y generar mingas que posibiliten el trabajo en red, buscando una conexión de adentro hacia afuera. Para ella, cada uno de los programas que  promueve o impulsa Manos Visibles, no son pensados desde un escritorio sino fruto de encuentros y espacios de reflexión como región, que nos permiten encontrarnos, identificarnos, pensarnos y reconocer labores y dificultades y por ende aportar soluciones.

Katherin ha participado en programas como Dale, Escuela de Gobierno, Encuentros Poder Pacífico, Maestría en Gobierno – Poder Pacífico, MingaLab, todos ellos le han permitido ampliar su visión, entender que hace parte de una nueva elite, que tiene en sus manos unas profundas transformaciones sociales y estructurales para efectos de ayudar a mitigar problemáticas sociales. También le han posibilitado calificarse y cualificarse como persona, encontrar referentes, aliados y entender que el Pacífico tiene muchas manos visibles que viene transformando  desde y para las bases, que el Pacífico necesita de todos y que los conocimientos y formación debe retornar a las comunidades generando bienestar y oportunidades para todos, en donde el poder debe ser utilizado siempre para construir.

“Un Mano Visible es la oportunidad de ser un rio de aprendizajes, de aportar, transformar imaginarios colectivos, construir, visibilizar realidades e inspirarse e inspirar a otros”. Katherin Gil.

Katherin nos cuenta un momento que ha marcado su vida, y a la vez la ha impulsado a seguir adelante y proyectarse a corto, mediano y largo plazo:

Marco profundamente mi existencia el nacimiento de mi bebe, a pesar de que tuve tantas amenazas de parto prematuro y problemas externos que afectaban tanto su integridad como la mía, debo confesar que al principio tuve muchos miedos, me sentí sola y lloraba a cada instante, porque no la esperaba aun. Había un temor tan profundo de afrontar este reto, pensaba en si sería una buena madre para ella, en si podía satisfacer sus necesidades. Ahora ella es una bendición, ese aliento que venía rodeado de muchos ángeles, esa fuerza de motivación que está arraigado a lo más profundo de mi ser. Ella llego a iluminar mi vida con cada sonrisa, cada abrazo y cada mirada tierna. Hoy ella es mi principal motivación.

Dentro de sus proyectos, Katherin esta enfocada en terminar la Maestría, seguir apoyando  a la corporación Jóvenes Creadores del Chocó, para convertirse en referente de un espacio que sirva para promover la defensa de los derechos humanos  de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes del departamento del Chocó, así como impulsar la formulación de la política pública de prevención de la delincuencia en adolescentes y jóvenes, logrando que ellos a través del arte puedan construir sus proyectos de vida.

A los jóvenes como ella, les dice: “sigan sus convicciones y usen su poder para promover la equidad y la paz con justicia social. Deberán siempre tener presente que serán muchos los obstáculos, las dificultades e inclusos comentarios desalentadores que conseguirán en el camino, pero siempre al final del túnel  encontraran esa luz que les permitirá ir paso a paso transformando realidades, porque siempre el querer es y será poder, por ende:  Más que piel somos y seguiremos siendo talentos”.  concluye.