Dignidad PAZCÍFICA

2

Fotografía- Cortesía : Jeison Riascos / El Murcy

“(…) ¡Ya no más, ya no más! … Derechos el Pacífico reclama, al unísono el clamor de un pueblo se levanta. No tenemos armas, tenemos Dignidad”.  Fragmento de la canción: Buenaventura no se rinde. Tura Hip Hop – Artistas locales.

Dignidad PAZCÍFICA

¡El pueblo no se rinde  carajo!

Durante más de 20 días Buenaventura y el Chocó, en el Pacifico colombiano, dijeron ¡Ya Basta!, fue así como el país fue testigo de una muestra de resistencia, fe y organización que permitió que el Gobierno se comprometiera a invertir en la calidad de vida de los habitantes de la región.

Esta vez la resistencia incluyó una discursiva crítica y una argumentación estructurada, las peticiones y las falencias siguen siendo las mismas desde hace décadas: Salud, Agua, Educación, Vialidad, pero la forma rompió los parámetros tradicionales de cese civil de actividades. La dignidad se transformó en manifestaciones artísticas como: poesía, danza, música del Pacífico (currulao, el hip hop y el rap), la dignidad floreció y permitió persistir hasta el logro de objetivos puntuales a las necesidades insatisfechas, a pesar, incluso, de brotes de violencia que parecieron enturbiar las manifestaciones de calle.

Tal como lo retrataba Paula Moreno, Presidente de Manos Visibles, en su columna de El Tiempo: “Los ríos humanos que crecieron día a día, como respuesta a la indignación por la desatención, la subvaloración y la represión, no solo se tomaron las calles de Quibdó y Buenaventura, o de los demás municipios del litoral Pacífico y su diáspora en Cali, Bogotá, etc., sino que en el mundo miles y miles se sumaron”.

La apuesta desde la Red Poder Pacífico ha sido acompañar, visibilizar y enriquecer este proceso, en el cual el Pacífico se reencuentra con sus potencialidades y las utiliza para fortalecer su compromiso y unirse en torno a causas comunes, la movilización articulada se tradujo en poder de negociación.

En este contexto, resulta fundamental hacer el ejercicio de resaltar algunas de las principales manifestaciones culturales y discursivas del Paro que se volvieron virales por redes sociales, las cuales, una vez más, fueron la plataforma de expresión y acompañamiento en tiempo real.

1.- Fotografía. Fueron miles las muestras fotográficas del evento, estas destacaron la inconformidad, los mensajes contundentes en carteles, los colores de la diversidad y la solidaridad que el paro logró en el Pacífico y en muchos rincones del planeta:

woa paroFotografía -Cortesía: Waosolo

murcy paroFotografía - Cortesía:  Jeison Riascos / El Murcy

murcy paro1Fotografía - Cortesía:  Jeison Riascos / El Murcy

ocoro paroFotografía Cortesía: Ruiiz Ocoró

2.- Videos. Estas expresiones estuvieron, particularmente, cargadas de emotividad. Bajo códigos discursivos relacionados con la dignidad, la indignación y la exigencia de soluciones concretas, el mensaje fue transmitido contundentemente, logrando incluso calar en los medios de comunicación:

¡No tenemos armas, tenemos dignidad! https://www.youtube.com/watch?v=-T974b7S-9U

Esto le dijo Isaías Fuentes, líder en Buenaventura, al Ministro del Interior. https://www.youtube.com/watch?v=HGS3kCZpVXM

3.- Música. Las expresiones tradicionales y urbanas se fundieron bajo un mismo mensaje, logrando resaltar el carácter pacífico de las movilizaciones, fueron el eco de las consignas, el eco de los reclamos y el correlato de un pueblo que, esta vez, no estaba dispuesto a ceder:

El Pueblo Se Respeta Carajo, El Pueblo No Se Rinde Carajo...  https://www.youtube.com/watch?v=ARz1GpJMl44

'Buenaventura no se rinde' https://youtu.be/nVo7G9ShsSs

Y, ¿ahora qué sigue? Uno de los retos fundamentales luego de estas jornadas es hacer seguimiento a los acuerdos desde diversos espacios que permitan la discusión abierta y propositiva, es por ello que, repensar la cultura y economía del Pacífico resulta absolutamente necesario y enriquecedor.

La Red Poder Pacífico sigue manteniendo este rol protagónico que permitirá, a mediano y largo plazo mantener el seguimiento a los acuerdos de los acuerdos de los paros. Esto es posible trabajando articuladamente y propiciando espacios de discusión y de seguimiento ciudadano, un Poder Pazcífico que se piensa en colectivo, que tiene cada vez más protagonismo, coparticipe en la construcción de condiciones dignas de vida y de desarrollo.

 

Información y prensa:

Esteban Palacio Castrillón

Coordinador de Comunicaciones

Corporación Manos Visibles                          

Calle 38 # 15 - 67                              

Tel. (57) (1) 3838108 - 3002005464