Una oportunidad para los jóvenes líderes

f1

 

“Dar a conocer qué pasa y cómo podemos transformar y cambiar es, de por sí, un aporte para mi comunidad”.

Diana Tróchez – Becaria Fondo Juventud y Construcción de Paz. Estudiante de Sociología – Universidad ICESI, Cali.

 

 

Bogotá, agosto 2017.  Largas horas de estudio, dedicación a sus trabajos universitarios, compromiso con sus labores comunitarias, el día a día, el quehacer en casa, las trasnochadas y seguramente algunas frustraciones en parciales han hecho parte de la vida de Diana Tróchez durante estos últimos 5 años en su carrera profesional como Socióloga. Y el 26 de agosto en la ceremonia de graduación en la Universidad ICESI, Diana demostrará que fue capaz de cumplir sus sueños y metas, pero también de transformar su vida y la de su entorno inmediato. La oportunidad que tuvo por el Fondo de Juventud y Construcción de Paz fue para ella “una oportunidad para iniciar una nueva vida”.

El Fondo Juventud y Construcción de Paz es un programa que se creó en el segundo semestre del 2012 por el BBVA y la Corporación Manos Visibles, apoyado por la Fundación AVINA, la Universidad ICESI, la Universidad EAFIT y FTI Consulting. El principal objetivo: brindar oportunidades para el acceso y permanencia en la educación superior a jóvenes líderes de zonas urbanas con altos niveles de violencia y donde presentan una situación de riesgo, mediante una beca para su formación profesional y un programa de acompañamiento y fortalecimiento para las organizaciones juveniles comunitarias.

A lo largo de estos casi 5 años y llegando a su fase final, este programa es un referente nacional en el apoyo a jóvenes para acceder a la educación superior. A su vez, además de ajustarse a los parámetros académicos de excelencia tradicionales, ha incidido positivamente en la vida de quienes han sido beneficiados por las becas de estudio para pregrado.

Cambiar la vida de alguien no es tarea difícil, pero incidir positivamente y lograr transformar realidades y contextos para el desarrollo colectivo es un reto, un reto que asumió la Corporación Manos Visibles en alianza con el BBVA y quienes han creído en esta iniciativa. Ahora es el momento de empezar a ver los frutos y depositar la confianza y la credibilidad en estos jóvenes, que cuenta ya, con las capacidades, es decir, las opciones, las oportunidades y las libertades de ser y hacer algo por ellos mismos y su entorno.

 

Esta es la historia de Diana Tróchez…

En 2012, Diana Sofía Tróchez tenía 18 años y vivía en el barrio Alfonso Bonilla Aragón de Cali, donde trabajaba como voluntaria por otros jóvenes a través de la Corporación Juan Bosco. Su trabajo desinteresado en el distrito de Aguablanca por los demás miembros de su comunidad, de la mano de profesionales y religiosos desde los 15 años, primero como monitora y luego en intervención social y como líder de grupo, le permitió ganarse una beca de Manos Visibles para estudiar en la ICESI, otorgada a aquellos líderes comunitarios que ayudaban a otros en condiciones de vulnerabilidad.

A Diana la noticia le cambió la vida. Esta becaria del Fondo Juventud y Construcción de Paz BBVA –que apostó por esta experiencia en Medellín y Cali con la Universidad ICESI y la Universidad EAFIT– eligió la carrera de Sociología porque durante su trabajo social había entendido que el acompañamiento que había realizado a más de 500 jóvenes y 25 grupos infantiles y juveniles, especialmente en fortalecimiento académico con niños de 6 a 11 años, había contribuido a la construcción de sujetos de derechos. Y ella, en ese proceso, se había convertido en interlocutora de la comunidad con entidades públicas y privadas.

Hoy, es una líder que se proyecta con bases sólidas para afrontar los retos de una sociedad. “Pertenecer a este programa me ha permitido adquirir una formación en valores que da sentido e integralidad a mi vida. Ahora tengo una visión diferente sobre cómo afrontar la vida, los roles que puedo asumir como mujer desde el trabajo comunitario y la transformación de realidades”, dice.

Además de pasar a ser una líder visible para su comunidad, se siente ahora capaz de asumir retos y capacitada para responder a las dudas de quienes hacen parte de su territorio. Su actual búsqueda es cómo conectar lo aprendido y la teoría con la realidad de su entorno. Participa en voluntariados, propone temáticas sociales para sus trabajos y da a conocer la realidad de su barrio. No en vano su trabajo de grado está enfocado en conocer los factores socioculturales y psicológicos que llevan a las mujeres del distrito de Aguablanca a pertenecer a pandillas. En sus palabras, Diana afirma que: “Dar a conocer qué pasa y cómo podemos transformar y cambiar es, de por sí, un aporte para mi comunidad”.

Pero lo más importante es lo que le ha dejado esta beca y la oportunidad de estudiar en la ICESI. Ella lo resume bien: “Tengo las herramientas para emprender un nuevo recorrido, el laboral. Ahora aspiro a darle el mejor uso para cosechar nuevos triunfos y seguir trabajando en pro de las personas de mí país”.

Manos Visibles, para ella, le permitió acceder a la educación superior, una oportunidad en la que en múltiples ocasiones ocupó los primeros lugares de su carrera en la lista de los mejores estudiantes le dio “un acompañamiento en el proceso profesional y personal, me brindó apertura a temas comunitarios que tienen que ver con liderazgo, empoderamiento y género, y me impulsó a trabajar en red y por el país”, añade.

La mejor prueba de ello es que de las tres posibilidades de prácticas profesionales que le salieron en ciudades como Cali o Bogotá, eligió irse a Cértegui, un pueblo pequeño del Chocó, cerca de Istmina, para trabajar con la comunidad y de la mano con el PNUD para hacer en la región un diagnóstico sobre infraestructura educativa y un acompañamiento a los jóvenes de este municipio en la construcción de paz. “Quiero trabajar por mi gente”, agrega.

Este mes, será la primera becaria en recibir su título profesional como socióloga, como ella lo soñaba y lo consignaba hace seis años en su aplicación, tras explicar porque quería ser profesional:

(…) Siempre nos estudian y analizan

personas que no están ni han vivido

con nosotros. Ellos dicen quiénes

somos, cómo nos relacionamos y

qué esperamos... Y si usted lee de

manera equivocada la realidad de un

grupo pequeño, cuando lo extiende

a una ciudad, a un departamento

o a un país, muestra realidades

distorsionadas que afectan el

desarrollo integral de muchos. La

política o la economía dependen de

cómo se interpretan las sociedades.

Necesitamos nuevas lecturas con y

desde nosotros que, en muchos casos,

somos los otros”.

 “Solamente con oportunidades para las personas que quieren hacer algo por este país, es que lograremos un verdadero cambio.” Concluyó Diana.

 

¡Felicitaciones a Diana por su logro y éxitos en lo que viene de ahora en adelante!

 

LOS INVITAMOS A LEER Y DESCARGAR EL DOCUMENTO PDF “VOCES” – Testimonios de Nuestros Becarios del Fondo de Juventud y Construcción de Paz BBVA – Manos Visibles en el siguiente enlace: 

https://issuu.com/manosvisibles/docs/fjcp-informe_voces__1___1_