Rafael Palacios, 20 años en busca de sus raíces

 

nota 3a
Este antioqueño de 48 años a través de la Corporación Sankofa, crea puentes y lazos entre el continente africano y los pueblos afrocolombianos, Investiga la historia para encontrar nuevas narrativas y validar el origen que viene de África, y así conocer el pasado, comprender el presente y avanzar hacia el futuro con pasos firmes.

Cumple 20 años trabajando en la Corporación Sankofa, y este 26 de octubre presentará en el Teatro Metropolitano “La ciudad de los otros”, tal vez una de las obras más representativas del lenguaje afrocolombiano contemporáneo. “Es la oportunidad de reafirmarnos en esa voz de autorreferencia que hemos construido a través del cuerpo y el pensamiento, un sentir-pensar que nos da sentido de vida y que nos ayuda a pertenecer a la comunidad Sankofa”, afirma Rafael Palacios, director de la Corporación.

Sankofa significa “regresar a la raíz”, en el lenguaje africano Akan, representa conocer el pasado, comprender el presente y avanzar hacia el futuro, es la filosofía que, a Rafael, hijo de madre antioqueña y padre chocoano, lo llevó a difundir la danza afrocolombiana en el mundo. “Desde Sankofa no cambiamos las vidas de los demás, nos cambiamos mutuamente, nos resolvemos, nos pensamos, nos apoyamos y vislumbramos un futuro, a partir del legado que nos han dejado nuestros ancestros”, dice Palacios.

nota 3b
Para Rafa Palacios, como suelen llamarlo, considera que su impacto refleja la construcción de una voz de autorreferencia. “Sankofa y todos los artistas que pertenecemos a ella, buscamos complementar una historia, narrarla contra narrativas negras, hacer que en el presente puedan dialogar y corregir las que no nos conviene, es decir, aquellas que hablan de pueblo sufrido, esclavizado y victimizado, y exaltar la del pueblo poderoso que trasciende y que ha podido reivindicar su propia filosofía, una cosmogonía y una espiritualidad que construye la nación colombiana”.

“Cumplir 20 años con el proyecto Sankofa da mucha alegría, porque sentimos que no estábamos equivocados al iniciar este proceso. Nos ha ayudado a descubrir quiénes somos, a reelaborarnos, reescribirnos y repensarnos de otra manera y de formas alternas, la otredad es importante que se fundamente sin temor alguno”, aseguro Palacios.

Palacios es coreógrafo y bailarín, investigador de la danza afro tradicional, contemporánea y urbana. Su experiencia como bailarín en África y Europa lo ha llevado, a través de la danza, a generar opciones de crecimiento personal y de desempeño laboral para los jóvenes. Por medio de sus obras busca afirmar las sensibilidades y las reflexiones en la sociedad, hacia el reconocimiento y el respeto por la diversidad.

nota 3c
Para este antioqueño afrodescendiente, como reitera al hablar: “en el mundo en que vivimos, respirar el estado de vulnerabilidad es muy común, pero hay que sacarle provecho, hay que convertirlo en un motor para crear nuevas maneras y llenarse de energía para debilitar esos sistemas opresores. Bailamos para transformar y mejorar”.

Desde que fundó la Corporación Sankofa, ha creado un amplio repertorio de obras que ha presentado en Colombia y países como Jamaica, Francia, España, Canadá, Brasil y Burkina Faso. Además, ha desarrollado procesos formativos orientados a maestros y bailarines, así como a semilleros de jóvenes y niños. Ha obtenido varios premios, entre los que se destacan el Premio Nacional de Danza del Ministerio de Cultura (2008) y el reconocimiento de la ONU por el proyecto “Pasos de la tierra” como buena práctica de inclusión social afrodescendiente en Latinoamérica, el cual logró una comunicación con las comunidades del Pacífico colombiano, San Andrés y Providencia, y el Urabá antioqueño.

“Yo creo que, como manos visibles del Pacífico, cuestionamos el saber establecido, proporcionamos nuevas miradas, rescatamos otras formas de ser, de vivir y de sentir en el mundo, y a través del cuerpo y la fuerza expresiva que tiene el cuerpo que baila, podemos hacer una nueva historia, una historia que busca justicia cognitiva social”, complemente el director de danza.

f1.jpg f2.jpg f3.jpg f4.jpg f5.jpg f6.jpg f7.jpg

Para finalizar el año, el coreógrafo y bailarín tiene una apretada agenda que cuenta con una gira por París en el marco del año Colombia-Francia; el cierre del programa “Red de danza” con la alcaldía de Medellín en el que participan 120 niños de las diferentes comunas de la capital antioqueña; y la terminación de su obra “Mentira complaciente”, que tiene proyectada para estrenar en 2018.

Por su parte, la danza, la creatividad y las artes, tienen todavía mucho camino por recorrer, y para Rafael Palacios y su grupo, continuarán construyendo proyectos de impacto que reivindiquen la labor de los afrodescendientes en la historia del Colombia.