El encuentro de las trabajadoras domésticas con líderes afro del mundo

f3g

Para finalizar el III Encuentro Afroinnova, en Medellín se dio lugar el encuentro de más de 40 mujeres trabajadores domésticas, a la cabeza de María Roa, fundadora del Sindicato de Unión de Trabajadoras Afrocolombianas del Servicio Doméstico, en el restaurante que esta líder emprendió hace algunos años.

Para María Roa Borja, la importancia que tiene este sindicado, radica en el liderazgo y protagonismo político, social y comunitario que han desarrollado para mejorar la calidad de vida y de trabajo de las empleadas del servicio doméstico de Colombia y el mundo.

Dentro de los logros que ha alcanzado el colectivo de mujeres se encuentra la promoción y el apoyo a la creación de ley de prima para las trabajadoras de hogar. Este mismo colectivo, ahora tiene como meta lograr que se regulen las jornadas laborales de las trabajadoras domésticas en el país, buscando reducir de 10 a 8 las horas de trabajo.

La reunión tuvo como fin realizar estrategias de intercambio entre los miembros de ambos grupos. Ahora, es importante resaltar que el grupo de expertos cuenta con líderes con experiencias en el área de emprendimiento sociales, turismo, salud y género, memoria, arte política, entre otros, dichas experticias particulares reflejan áreas de interés para fortalecer en el sindicato.

De igual manera, las experiencias del sindicato, son uno de los ejemplos más tangibles que existe en Colombia sobre la articulación de líderes y proceso en la comunidad afrodescendiente, a tal punto que, ha sido catalogado por los principales medios de comunicaciones del país, como uno de los procesos sociales y comunitarios más innovadores en el país y en la diáspora africana.

En el proceso de intercambio de experiencias con los líderes de Afroinnova y las integrantes de sindicato se logró articular procesos, como por ejemplo, el que lidera Lucia Mbomío, Afrofeminas en España. con Allotey Bruce y Edgard Gouveia, quienes lideran procesos en Ghana y en Brasil respectivamente. Se espera que este proceso de fortalecimiento en doble vía pueda funcionar para retroalimentar los procesos de los miembros del grupo de expertos, y a su vez, generar un enriquecimiento metodológico y cultural de todos los procesos presentes en la reunión.